Una de las expectativas del XXIX Seminario internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior realizado la semana pasada era la palabra del oficialismo, a pocos días de que un nuevo gobierno asuma los destinos del país.

En ese sentido el encuentro tuvo la participación de dos diputados nacionales del Frente de Todos, ambos integrantes de comisiones fuertemente ligadas al sector: Carlos Selva y Marcela Passo de la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios.

PG Eduardo Scarzello, Diputado Carlos Selva y José Pablo Elverdin (FENA)

Carlos Selva expreso:” El desafío de la argentina es su reactivación a través de la producción, esta es una estrategia que supera los límites partidarios e institucionales para avanzar en el desarrollo de los puertos, la hidrovía y especialmente en las leyes de industria naval y marina mercante, proceso que ha quedado trunco porque a pesar de que se acordaron dos leyes claves, estas no pudieron implementarse. Saludo que se esté discutiendo aquí esta realidad de los puertos, la industria naval y la marina mercante.”
“Lo que voy a decir – se explayó Selva – es redundante con lo que se ha expresado claramente aquí, y seguramente se enfatizará en el desarrollo de la jornada, es el desafío que tiene la argentina de reactivarse a través de la producción y esto es algo que supera cualquier limite partidario, institucional o constitucional incluso, con el desarrollo estratégico de los puertos, la hidrovía, la industria naval y la marina mercante.”
“En esto hay cosas que han quedado pendientes y tiene que ver con el trabajo que se ha hecho en estos últimos años, con más frustraciones que logros, en las leyes de industria naval y marina mercante. Todos los sectores, trabajadores, empresarios, Prefectura, estado nacional, hemos coincidido en los objetivos de reactivación con dos ejes claros: establecer un mecanismo de articulación e ir resolviendo los problemas en forma progresiva.”
“Quiero manifestar nuestro compromiso – culminó el diputado – con esta agenda de trabajo y es un orgullo que se pongan en marcha los temas que están relacionados con este enorme potencial que tiene la argentina y que hay que desarrollar para conseguir los objetivos planteados, que la industria naval se reactive y que volvamos a tener una marina mercante nacional.”

El organizador del Seminario, Ariel Armero, la diputada Marcela Passo y el consultor Gustavo Colacilli

La Diputada Marcela Passo, de la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios, expuso: “Cuando se elige el extranjero antes que la Industria Naval Argentina definitivamente hay algo que revisar, porque refleja una actitud que descuida lo nacional: la industria, a la pesca, el desarrollo.” explicando que hay grandes objetivos pendientes en esta materia. Por otro lado, también señaló que encuentros como los organizados por GlobalPorts son importantes para el sector ya que “desde distintos lugares y quienes estamos comprometidos con el desarrollo de la Industria Naval y de la Marina Mercante Nacional, podemos intercambiar ideas.”

A continuación la alocución completa de la diputada Passo: “Es un gusto para mi compartir el trabajo que realizamos en el poder legislativo desde la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios.
El trabajo ha sido muy fructífero en términos de las leyes que logramos sancionar, pese a las dificultades y frustraciones que también tuvimos en el sector.
Estos cuatro años han sido muy duros para el sector, no solamente para el sector empresarial relacionados con la marina mercante y la industria naval sino también y obviamente todo lo que tiene que ver con el sector de los trabajadores para los que han sido años duros y difíciles.
También es cierto que logramos sancionar las leyes de fomento a la industria naval y la de fomento a la marina mercante con normas que fueron pensadas con un proyecto de país soberano. Lograr la soberanía es también conquistar y plantar banderas sobre nuestros ríos y puertos, no existe país soberano sino tenemos una industria nacional activa, un sector empresarial pujante y que pueda convocar a los trabajadores y sus oficios y si no tenemos a los trabajadores contenidos en un ámbito donde tengan todo lo que necesitan.
Los que formamos parte de este proceso tenemos un orgullo enorme porque las normas conseguidas fueron fruto de un consenso que fue ejemplar, porque del mismo participaron representantes de las empresas, el trabajo, los gremios, representantes del pueblo, senadores y diputados que trabajaron sobre un desarrollo histórico que se venía dando desde hace tiempo. Tenemos que decir que el Poder Ejecutivo formó parte de la discusión y sanción de estas dos leyes, porque también hicieron sus aportes. Lamentablemente luego de la sanción de las leyes tuvimos una enorme frustración, la frustración del veto a dos artículos fundamentales para la norma de industria naval y vimos como lamentablemente el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, vetó los artículos que habían escrito sus propios legisladores. También vemos una falta de respeto ya que no solo no se implementaron, además, a la hora de elegir a donde construir nuestras embarcaciones se eligió el extranjero antes que la industria naval argentina, esta es una cuestión que tenemos que revisar. Hay que superar esta falta de interés por la flota pesquera nacional, que está obsoleta y cuyo recambio y renovación implica una oportunidad para nuestra industria naval. También tenemos que lamentar la falta de investigación sobre la desaparición del ARA SAN JUAN, tenemos memoria, pero de verdad y justicia todavía falta mucho, tenemos que homenajearlos identificando la verdad y procediendo a la justicia. Es lo que falta hacer y es lo que tenemos que proyectar con el nuevo gobierno, desde esta actitud positiva que hizo que en su momento discutiéramos, consensuáramos y luego lográramos una sanción casi por unanimidad en las dos cámaras, hay que rescatar estas leyes, revisando que nos faltó y especialmente volver con la idea del FODIN (Fondo de Desarrollo para la industria Naval), para desarrollar la industria naval, que en su momento significaba la cuarta parte de lo que después el gobierno nacional destino a subsidios a las empresas energéticas. El proyecto de país tiene que tener en claro estas cosas, donde ponemos las prioridades, a quienes protegemos y cuidamos, que sectores se desarrollarán… el desafío de cara al futuro es que tenemos que cuidar lo nuestro en serio, fomentar el desarrollo nacional, liberar la energía productiva que nuestra industria y nuestro país tiene, hay que darle oportunidad a los astilleros nacionales, al astillero rio Santiago en buenos aires que ha sido ignorado.
Con respecto a la renovación de flota pesquera, hay que volver a tratar este tema para dejar de lamentar muertes de trabajadores en el mar, es un sector que planta soberanía en el país, vamos a pescar nosotros o permitir la llegada de extranjeros mirando para otro lado…
Tenemos que valorar los puertos de la argentina y en particular de la provincia de Buenos Aries, avanzando a una articulación que permita el crecimiento en conjunto de todos los puertos, que sean productivos cada cual a su escala y su dimensión, pero siempre con un Estado presente que los esté acompañando.”

Fuente: Globalports