El sector naval hizo hincapié en ese desafío durante el acto por el Día de la Industria Naval Argentina. En ese sentido, se detalló como ejes estratégicos para potenciar la actividad la necesidad de contar con un marco normativo en cuanto a la importación de buques usados y financiamiento para la construcción de buques y artefactos navales. Todos los presentes destacaron la labor desarrollada en conjunto por el sector, en el marco del Consejo Económico y Social de la Industria Naval.

Estuvimos en la ceremonia que se realizó para conmemorar la fecha por el Día de la Industria Naval -que se celebra cada 12 de septiembre-, esta vez en el salón del Consejo Profesional de Ingeniería Naval en la ciudad de Buenos Aires.

Como presidente de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval, Sandra Cipolla, destacó que “hoy es el momento para pensar en las capacidades que tenemos, aunque exista un problema coyuntural” y remarcó sobre todo el hecho de que el sector haya podido proyectarse más allá del contexto.

También se refirió a las necesidades, como ser poder contar con un marco normativo en cuanto a la importación de buques usados, el financiamiento para la construcción de buques y artefactos navales, la articulación público – privada, el Canal Magdalena y la Vía Navegable Troncal, la marina mercante, el compre argentino, la integración regional y la inserción internacional.

Asimismo, destacó la decisión del Gobierno nacional de asignarle a la industria naval el carácter de sector estratégico para el desarrollo de la producción y el trabajo nacional. Al respecto mencionó el trabajo que viene realizando el Consejo Económico y Social de la Industria Naval “que tuvo la capacidad, y pudo ponerse por encima de la coyuntura, y generar los consensos para plantear una agenda de desarrollo del sector”.

También el presidente de la FINA, Domingo Contessi, contó que en los últimos años el sector invirtió y creció con el acompañamiento del Estado “y eso es justo reconocerlo”. Al respecto agregó como positivo que se registraron 20 botaduras en los últimos quince meses.

Pero hizo hincapié en que los éxitos en ésta industria se ven en el largo plazo, y en tal sentido advirtió que “desde los comienzos del año 2021, comenzamos a advertir que la inflación y el atraso cambiario con respecto al aumento de precios internos nos estaba haciendo perder competitividad. La inestabilidad en los últimos meses y el agotamiento de las reservas del BCRA agravó aun más la situación”.

Como constructor naval, al igual que Sandra Cipolla, coincidió en la necesidad de centrar la energía en la agenda pendiente en materia de normativa de importación de buques usados, de compatibilidad entre la actividad pública y privada, de construcción de buques para el Estado, de agilización de trámites con organismos públicos, de recuperación de la marina mercante y de nuestras vías navegables.

“Ojalá podamos superar prontamente esta crisis. Mientras tanto seguiremos trabajando e invirtiendo, y confiando, porque nos motiva esta pasión que es la industria naval argentina”.

Por otro lado, una de las autoridades nacionales presentes en el acto fue el ministro de Defensa, Jorge Taiana, quien al hacer uso de la palabra explicó que desde el Gobierno trabajan a partir de un concepto que busca articular una red entre el sector público y privado. El objetivo es que se construya una red de proveedores para poder “ser socios de un proyecto de desarrollo común ,que apunte a recuperar la flota mercante y la capacidad que tenemos”.

También se refirió a la necesidad de lograr que la Argentina fluvial se comunique con facilidad con la Atlántica; y resaltó la importancia del Canal Magdalena “que generará amplios beneficios.”

En tanto, el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio De Mendiguren, aseguró que estamos en un momento donde las decisiones políticas indispensables están alineadas para que la industria naval pueda desarrollarse y vuelva a ser lo que alguna vez fue. En tanto afirmó que la industria naval es uno de los sectores pioneros de la Argentina, con universidades y los astilleros más importantes del hemisferio Sur.

Además de contar con la participación del ministro de Defensa de la Nación, Jorge Taiana; y el secretario de Industria y Desarrollo Productivo de la Nación, José Ignacio De Mendiguren; durante el acto estuvieron también, como funcionarios vinculados con el área, el subsecretario de Pesca de la Nación, Carlos Liberman; la subsecretaria de Industria, Pymes y Cooperativas de la provincia de Buenos Aires, Mariela Bembi; el subsecretario de Asuntos Portuarios de la provincia de Buenos Aires, Juan Cruz Lucero.

Asimismo dijeron presente autoridades de la Prefectura Naval Argentina; de la Armada Nacional; y estuvo el presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja; y el secretario General de la CATT, Sergio Sasia, entre otros.

Por su parte, el secretario general de la CATT dió su visión desde el sector de los trabajadores, y dijo que si bien Argentina está viviendo una crisis importante “reconforta que se hable de consensos, de diálogo, de poner en valor la industria naval, y felicitó a todos los que llevan a adelante la bandera de reconstruir la industria naval argentina, para poner en valor aquello que se ha perdido en el tiempo.” Por último, reivindicó la importancia de pensar un modelo de transporte para posicionarse en el mercado, y señaló que desde la CATT trabajan en un Proyecto de Ley de Transporte Federal, con la idea de un transporte articulado, que se complemente y sea competitivo para la producción y exportación argentina.

Otro dirigente sindical que tuvo participación fue el secretario general de ATE Ensenada, Francisco Banegas, que remarcó el hecho de haberse mantenido en la unidad, “así hemos podido avanzar y eso es muy importante.” También coincidió en la necesidad de seguir trabajando sobre el tema de nuestra soberanía, la concreción del Canal Magdalena, la salida marítima “porque tenemos el objetivo de tener nuevamente flota propia para nuestro país”.

Cabe destacar que el acto fue organizado por el Consejo Económico y Social de la Industria Naval integrado por la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA), la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN), Astillero Río Santiago, Tandanor, el Consejo Profesional de la Ingeniería Naval (CPIN), el Sindicato de Obreros Navales (SAONSINRA), la Asociación Argentina de Ingeniería Naval (AAIN), el SITTAN, la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA), ATE Ensenada y el SOIN.

Finalmente, el presidente del Consejo Profesional de Ingeniería Naval, Juan Martín Cannevaro remarcó que “es importante para nosotros que hoy se celebre el Día de la Industria en este Consejo. Costó mucho llegar a este lugar, pero hemos llegado a soluciones muy relevantes que se vieron reflejadas en un Acta que se entregó hace un tiempo atrás al Secretario de Desarrollo Productivo. Nosotros queremos trabajar en nuestro país, en nuestra industria, que está floreciendo muy fuertemente; y debemos hacer una inversión grande, además por los estudiantes que tenemos, para que permanezcan en Argentina. Para el Consejo es muy importante que tengamos en cuenta a nuestros matriculados que necesitan poder trabajar en este país.” concluyó.

También desde la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA) el mensaje fue que “la Argentina tiene que encontrar consensos para motorizar los distintos sectores de la actividad, y en la industria esa vocación la tenemos” afirmaron.

FUENTE: COMEX ONLINE

13/09/2022